¡¡ AFILIATE !!

Estatutos  -  Estatutoak
Estatutos CGT
Síguenos en
 

Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi
  Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari




Zaintza erdigunea,
publikoa eta duina
Prioridad a los cuidados
públicos y dignos





Manual emplead@s del hogar










Calendario Laboral




Rojo y Negro Televisión




Manual de lenguaje integrador no sexista

(#8deMarzo) Un ejemplo de organización y lucha de mujeres trabajadoras: Las Kellys

Las Kellys, son mujeres trabajadoras en unas condiciones de explotación y precariedad absoluta, casi de esclavitud. Pero, quiénes son las Kellys, últimamente no paramos de oír y leer en la prensa y por las redes sociales hablar de “las Kellys”, las que limpian.

La mayoría de “las Kellys” vienen de otros países y se acogen al trabajo que encuentran, muchas veces subcontratadas por una ETT, las despiden, las vuelven a subcontratar con unas condiciones cada vez más precarias, con unos sueldos cada vez más míseros. No esperaban tanto abuso y esclavitud, los horarios son de 6-8 horas en el contrato, pero a veces trabajan 10-12 horas y sin ni siquiera tiempo para comer. El horario es de lunes a lunes, sin días fijos festivos, ni fines de semana.

Las Kellys es una asociación autónoma de camareras de piso de hotel o limpiadoras que reclaman la mejora de las condiciones laborales y tiene como objetivos dar visibilidad a la problemática de las camareras de piso, así como contribuir a la mejora de su calidad de vida. Es una asociación de ámbito español con presencia en siete territorios del Estado, algunos de los más representativos desde el punto de vista turístico: Barcelona, Benidorm, Cádiz, Fuerteventura, Lanzarote, Mallorca y Madrid.

El nombre “Las Kellys” proviene de un popular juego de palabras: “la Kelly, la que limpia”. Y el logo de la asociación representa el cartel que se pone en las habitaciones de hotel para que se limpie. Tras varios meses de rodaje como asociación, el 11 de octubre de 2016 la presentaron oficialmente en Barcelona en la sede del Colectivo Ronda, abogadas laboralistas, donde se hizo una rueda de prensa con la participación de las representantes de las siete ciudades.

“Las Kellys” nacieron por desesperación y hartazgo de las condiciones laborales. Se empezaron a juntar mediante las redes sociales en 2014. A las primeras camareras de piso se fueron conectando otras compañeras de distintos lugares, dando testimonio de su situación laboral. Empezaron a quedar para apoyarse y poco a poco pasaron de desahogase por internet a la autoorganización: formaron una serie de grupos territoriales en determinados destinos turísticos de España.

El primer grupo que empezó a funcionar como asociación fueron las compañeras de Lanzarote. Llevaron meses de duro trabajo, haciendo acciones de denuncia, movilizaciones, y de difusión de la situación laboral y social de las camareras de piso. Actualmente en toda España somos unas 2.000 mujeres aproximadamente, y con muchas más que quieren formar parte, algunas están afiliadas a diferentes sindicatos y otras a ninguno.

Sus reivindicaciones están en constante revisión, cada grupo territorial las adapta a la realidad de su territorio, esto hace que, entre todas, las mejoremos sucesivamente. Las reivindicaciones abarcan desde el derecho a la jubilación anticipada hasta la vinculación de la categoría de los hoteles a la calidad del trabajo que generamos, pasando por el fin de las externalizaciones o el aumento de las inspecciones de trabajo.

Van a seguir haciendo visibles los problemas que padecen las trabajadoras del sector, reivindicando sus derechos y presionando a las administraciones, a las patronales y a las centrales sindicales para resolver estos problemas y mejorar nuestras condiciones laborales, y por tanto, nuestra calidad de vida.

La Asociación Las Kellys denuncia que las camareras de piso “son unas trabajadoras a las que está siendo fácil explotar, la situación ha empeorado mucho estos últimos años”. “Es a nosotras a quienes nos duele la espalda”, “sufrimos todo tipo de lesiones, y a menudo coger la baja representa un despido. Esto nos obliga a automedicarnos”. Están trabajando conjuntamente con otras asociaciones o entidades en tres ámbitos: Salud: por nuestras condiciones laborales, posturas automedicación… Feminismo: por el hecho de ser mujeres, para ser escuchadas. Decrecimiento turístico: en entidades que luchan por un turismo y una ciudad sostenible.

Reivindicaciones de Las Kellys: DERECHOS DE LAS TRABAJADORAS:

-Reconocimiento de la profesión como trabajo penoso (reducción de la edad de jubilación para TODAS las camareras de piso).

-Derecho a la conciliación familiar.

-Protección de los derechos laborales de las embarazadas.

-Reconocimiento de enfermedades profesionales, como hernias de disco, lumbalgias, ciática, etc.

-Mismos derechos laborales para todas: en plantilla, subcontratadas, en prácticas, eventuales, fijas y fijas discontinuas.

CAMBIOS NECESARIOS EN EL SECTOR:

-Blindaje de los Convenios de Hostelería, NO queremos que se reconozcan en ningún caso a las empresas multiservicios como parte legítima del sector: FIN de la externalización en las empresas hoteleras. Y que el mismo INEM gestione la bolsa de trabajo.

-Incremento del número de inspectores laborales en todo el territorio español.

-Endurecimiento de sanciones a las empresas que no respeten los convenios. –

-Endurecimiento a las que no apliquen sentencias judiciales por vulnerar el convenio.

-Reducción de la carga de trabajo, obligando a todas las empresas hoteleras a elaborar estudios ergonómicos según las características de cada hotel.

-Vincular la categoría de los hoteles con la calidad de trabajo que generan. LA SALUD Y LA DIGNIDAD NI SE NEGOCIAN NI SE EXTERNALIZAN

 ¿Cómo están organizadas?

Las Kellys funcionan por grupos de trabajo, cada grupo de trabajo gestiona internamente sus portavoces. Los grupos de trabajo parten del compromiso de coordinarse en la medida de lo posible así como colaborar con distintos interlocutores, manteniendo la autonomía como asociación.

La coordinación de los grupos territoriales se hace entre nuestras portavoces. Partimos de un manifiesto al que los grupos territoriales se adhieren.

Cada grupo territorial se reúne regularmente en lugares gratuitos e inclusivos. Pero sobre todo, nos organizamos: con mucha fuerza de voluntad y mucha constancia. Somos una asociación autó- noma, y que apuestan por la autoorganización, sin más recursos que el tiempo que le invirtamos, formada por gente precaria.

Les  gusta aclarar que “no son la marca blanca de ningún sindicato”. En la presentación oficial, la presidenta, Miryam Barros, recalcó que “para todo lo que sea la defensa de nuestros derechos, cualquier sindicato nos tendrá al lado; si nos fallan, nos tendrán enfrente”. Tienen una Junta Directiva formada por empleadas de pisos de distintos territorios. Pero el funcionamiento de la asociación es necesariamente asambleario y cada uno de los siete grupos designa a su portavoz.

¿Cómo seguirnos?

Con el paso del tiempo decidimos abrir una web para compartir información que estamos recopilando sobre nuestra situación laboral (testimonios y hemeroteca) y sobre las actividades de la asociación y sus distintos grupos territoriales. Esta web se gestiona de forma colectiva por parte de Las Kellys y con ayuda técnica de Ticcesible. Con voluntad y con el tiempo disponible que podamos invertir iremos actualizándola. Tenemos también un canal: Las Kellys – YouTube.

Trabajo hecho y futuras acciones.

Visibilizarse, darse a conocer, por todos los medios: prensa, asociacionismo, redes sociales… Colaborar en grupos feministas. Han participado en las manifestaciones del 25 N -Día contra la Violencia Machista- leyendo sus reivindicaciones y plataforma. Desde marzo de este año, la Asociación Las Kellys ha interpuesto más de 30 denuncias en Inspección de Trabajo a cadenas hoteleras y empresas externas, por incumplimiento del convenio; más de 15 denuncias en los juzgados a cadenas hoteleras y empresas externas por vulnerar los derechos laborales e incumplir la ley. También ha llevado a cabo una docena de movilizaciones de protesta en hoteles que acumulan denuncias; y se ha reunido con Inspección de Trabajo, para más actuaciones de oficio.

Qué nos quieren pedir como asociación al feminismo

-Difusión de nuestra asociación, de nuestras condiciones de trabajo y nuestras reivindicaciones.

-Apoyo en nuestras luchas. Sororidad.

-Nosotras habríamos de revisar nuestro Manifiesto para ir definiéndonos como feministas.

-Sobre todo trabajar en red –en xarxa– desde el feminismo de clase.

Como CGT queremos, pues, dar nuestro apoyo y solidaridad a las compañeras y que su lucha y organización sean ejemplo de muchas y muchas más mujeres. Su lucha y unidad es un avance en la LUCHA FEMINISTA Y LABORAL. JUNTAS SIGUIENDO LUCHANDO. ENTRE TODAS, TODO.

Extracto del Especial Eje Violeta – 8 de Marzo Marzo 2017

l

Comparte:
Share

Comentarios cerrados