Inicio SocialPensiones Un regalo del gobierno más progresista

Un regalo del gobierno más progresista

por Colaboraciones

Estos días el Gobierno prepara la que tiene que ser versión definitiva de la Reforma de las Pensiones-2021, que la Unión Europea espera con impaciencia a principios de abril. Los medios de información mayoritarios dan una versión edulcorada, pasada por el Photoshop neoliberal

Son momentos decisivos, que pueden marcar fuertemente el futuro de las pensiones, o dicho de otro modo, las pensiones futuras. Iaioflautes del Garraf y Unidad Pensionista del Baix Penedès querríamos hacer llegar nuestro punto de vista, pero nos lo ponen difícil: no tenemos acceso a los grandes medios, no podemos organizar charlas, no podemos repartir hojas informativas, nos es difícil manifestarnos o hacer concentraciones, pero no renunciamos al deber de explicar aquello que vemos y que nos afectará en el futuro. A todos, pero básicamente a los que ahora todavía trabajan.

El punto de partida es que las pensiones no son sostenibles porque el gasto en pensiones es superior a los ingresos, y por tanto nos aboca a un déficit creciente. Esto, sin embargo, no es cierto. Actualmente, y desde hace años, se pagan pensiones no contributivas o se menguan sus ingresos con bonificaciones de cuotas sociales a la ocupación. Unos 4.000 Millones se van en gastos administrativos, como nóminas del Ministerio; unos 5.000 Millones en ayudas a la contratación. Una y otra partida tendrían que quedar dentro de los Presupuestos Generales del Estado. Sin todos estos gastos impropios las Pensiones tendrían números positivos, no deficitarios. Son, únicamente, unos ejemplos; hay más.

De cara al futuro quieren que las pensiones públicas reposen sobre tres pilares, unos apoyos que permitirían asegurar, dicen, las pensiones. El primer pilar sería una pensión pública de subsistencia: unos 900 euros. El segundo, las contribuciones al plan de pensiones de empresa, que se contratarían con entidades financieras. Cada cual lo haría según sus posibilidades, con un máximo de 8.000 € año de desgravación. El tercero serían planes individuales privados, contratados personalmente con las entidades financieras. Esto establecería dos clases de trabajadores:

a- Personas que han tenido contactos precarios o mal pagados, y que no habrán cotizado lo suficiente o durante poco tiempo.
b- Trabajadores/se muy posicionados laboralmente, con buenos sueldos y que podrán tener los tres pilares.

El nuevo sistema será beneficioso, únicamente, para el segundo grupo. Por otra parte representará la descapitalización de nuestro actual sistema de reparto por dos vías diferentes:

1- Las desgravaciones fiscales de los Planes de Pensiones de Empresa que pagaremos todos.

2- La descapitalización del sistema público, porque disminuirían las contribuciones que podría recibir. Teniendo presente esto, ¿no sería mejor aumentar las bases de cotización que están actualmente topadas en 4.070,10 euros?

España, con un paro estructural entre el 17% y el 20% (3 – 4 millones de parados), ¿puede reducir su Sistema Público de Pensiones (SP de P)?

¿Se tiene presente que el SP de P es el mayor distribuidor de renta del país, y vital para mantener nuestra actual cohesión social?

¿Cómo se justifica que los sindicatos CC OO y UGT a nivel estatal y ELA y LAB en Euskadi, apuesten por reforzar su base de afiliados mejor situados laboralmente y dejen sin ayuda los trabajadores que más la necesitan?

Y la banca, con este dinero hará las inversiones que le convengan. Es decir, nuestro dinero pueden servir para reforzar fondos buitre que podrían acabar especulando con la vivienda y, es terriblemente real y actual, forzando desahucios.

El objetivo final es avanzar hacia la Mochila Austríaca, contemplada ya en la reforma del 2011. Significa eliminar las indemnizaciones por despido y las prestaciones por paro. Serían los mismos trabajadores quienes se pagaría el despido, que es el que los empresarios buscan desde hace años, y el paro, que reduciría el gasto del Estado. Y todo esto con el contenido de la Mochila.

Esta, la de la Mochila, sería la siguiente reforma, después de la que se quiere aplicar ahora, de forma inmediata. En Austria el contenido de la Mochila lo hacen las empresas sacando un 1,53% del sueldo bruto del trabajador. Pero en último término, sale del sueldo del trabajador, un dinero que sería suyo y que deja de cobrar.

La Mochila permitiría reducir las pensiones silenciando mucho la protesta social.

Miramos ¿Qué significaría en la práctica?

¿Es este el futuro que queremos para nuestros hijos? Sus derechos se fundamentan en nuestra lucha. Defender ahora las pensiones públicas es una tarea donde todos tenemos que estar porque si hoy no lo hacemos, mañana ya no las podremos defender, serán únicamente un recuerdo, un buen recuerdo del pasado.

Iai@flautes Garraf y Unidad Pensionista del Garraf

https://www.eixdiari.cat/opinio/doc/94651/un-regal-del-govern-mes-progressista.html

Comparte:
Share

Related Posts

Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari Aceptar Leer más