El Movimiento de Pensionistas por la devolución de los gastos impropios de la seguridad social (Vídeo)

En una de las Recomendaciones del Pacto de Toledo, aprobadas en el 2020, se propone consolidar la separación de fuentes de financiación de las pensiones. Conforme a la misma, en el Presupuesto de 2021 se incluye una trasferencia de 14.000 millones de euros desde el Estado a la Seguridad Social. El Gobierno prevé que en el 2023 financiará íntegramente lo que le “corresponde” por un importe de 20.000 millones de euros.

Pero además del atraso en el cumplimiento de lo que está obligado, éste no se corresponde con la deuda que, según el Tribunal de Cuentas asciende a un importe mínimo de 103.690 millones de euros en concepto del gasto sanitario (31.828 millones) y de los complementos de mínimos a las pensiones (71.862 millones) que fueron abonados por la caja de la Seguridad Social entre 1989 y 2013 a través de cotizaciones, que conforme a la legalidad sobre separación de las fuentes de financiación (cotizaciones sociales y aportaciones del Estado) debían haber sido financiadas por el Estado.

Por si falta poco, pretende que, para cancelar la deuda por los préstamos del Estado a la Seguridad Social, se traspase a éste la titularidad de bienes patrimoniales de la Seguridad Social, constituidos durante décadas por las cotizaciones de trabajadoras y trabajadores.

Sin hacer referencia a la deuda histórica del Estado con la Seguridad Social, que se cifra en torno a 500.000 millones de euros, simplemente los 103.690 millones de euros de deuda que cita el Tribunal de Cuentas, según Infolibre, alcanzaría a día de hoy unos 200.000 millones de euros de haberse aplicado la capitalización al tipo de interés medio de las emisiones entre 2001 y 2020.

El Estado no sólo no va a devolver todo lo que les corresponde; sino que no quiere aumentan los ingresos mediante el impulso de empleos y salarios dignos, el aumento de la base máxima de cotización y otra batería de medidas que, entre otras, hemos planteado el movimiento de pensionistas vasco. Luego, con toda la cara, hablan del déficit de la Seguridad Social para justificar más recortes a las pensiones.

 

Comparte:
Share