Rojo y Negro Televisión





Manual de lenguaje integrador no sexista



En PDF



Estatutos CGT


Estatutos - Estatutoak CGT-LKN Euskadi

Quincena libertaria en ERRENTERÍA del 19 de Junio al 1 de Julio de 2017

                                 HITZALDIAK
Día 19, 17 h.: Visita guiada a la exposición a cargo del autor.
Día 22, 19 h.: NEOLIBERALISMO Y BARRIOS OBREROS
                            De la solidaridad a la fractura social
                            Jorge Tapia (Miembro del grupo de estudios A.                                         Gramsci)
Día 27, 19 h. : VALENTIN, LA OTRA TRASICIÓN.
Día 29, 19 h. : COPEL; UNA HISTORIA DE REBELDIA Y                                                DIGNIDAD.
                            LA EXTRAÑA MUERTE DE AGUSTÍN RUEDA

ERAKUSKETA-EXPOSICIÓN NAVARRA 1936, NAFARROA 2016 del Pintor José Ramón Urtasun (Lunes a sábado de 5 a 8 de la tarde) casa XENPELAR etxean en calle Madalena- ERRENTERÍA

Esta exposición no viene a reescribir la historia sobre la Guerra Civil del 36. Ni es un relato completo, ni académicamente riguroso. Mucho mejor que nosotros ya han escrito otros. Son unos apuntes sobre algunos de los acontecimientos más sombríos cuyos efectos duran hasta nuestros días sin que ninguno de los gobiernos que ha pasado por el poder durante los últimos 34 años haya querido afrontarlos de manera definitiva.

Pretende estimular el afán por conocer y comprender esos dramáticos sucesos que tuvieron lugar en Navarra, unos crímenes horribles que se cometieron hace 80 años y que no han tenido la acogida debida por parte de la Justicia de este país. Ni siquiera ha sido capaz de organizar una recogida adecuada de los restos de las víctimas sacrificadas en aquella orgía de represión que se extendió por toda Navarra aquel fatídico 1936. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Ni oír. Ni entender. Justificarse, sí. A costa de lo que haga falta. De la verdad por ejemplo.

Esta exposición trata de mostrar, lo que muchos, demasiados, se niegan a ver y se oponen de mil formas a que otros, sobre todo los más jóvenes, puedan llegar a ver; quiere hablar, hacer uso de la palabra para que lleguen a entender lo que ni en su momento tuvo, ni ahora, menos, tiene ninguna justificación. Una sociedad no puede, con la ligereza que pretenden algunos, pasar la página de unos acontecimientos tan graves y sangrientos, sin que nadie se responsabilice del enorme daño causado, dejándolos totalmente impunes. No valen excusas del tipo de todos tuvieron/tuvimos la culpa; ni, que en todas las guerras se cometen excesos; ni, lo que es más grave, aquí no se cometieron tales excesos. O minimizarlos. Aquí, en Navarra, en concreto, nada de eso vale. Aquí no hubo ningún enconado enfrentamiento militar de un ejército contra otro. Aquí solo hubo víctimas, miles de víctimas inocentes a manos de quienes decían defender la patria y su religión. Así de crudo.

Las organizaciones de la memoria histórica no podemos permitir la impunidad de aquel comportamiento criminal que trituró tantas vidas y las redujo a polvo de olvido; no podemos, no debemos, rendirnos al derrotismo de ya no se puede hacer más. No podemos hacerlo por un elemental deber de justicia para con la víctimas. Y, también, porque continuar con la denuncia de aquella barbarie que segó la vida a tantas personas puede servir de vacuna contra la prepotencia de los actuales poderes económicos que con la anuencia de la inmensa mayoría de políticos exhiben el mismo cínico y bárbaro desprecio por la vida de los más humildes que los poderosos de entonces, ahora disfrazado de pura necesidad económica.

Ese espíritu nos anima a plantear esta exposición. Es en realidad un drama en nueve actos con veintisiete cuadros en que víctimas y verdugos cruzan su mirada con la nuestra; nos meten en el drama, nos hacen partícipes de él. Las impactantes imágenes de esta exposición nos están pidiendo que escribamos cada uno de nosotros, cada uno de vosotros, ciudadanos, espectadores de esta tragedia, un final justo para las víctimas y para los victimarios que en ellas aparecen.

Un drama en ix actos y 36 cuadros .

Comparte:
Share