Paremos el genocidio en Gaza

 

Yala, Nafarroa con Palestina es una plataforma que ha conseguido aunar distintas ONGDs, sindicatos y partidos políticos junto a personal sanitario o periodistas.

Esta plataforma no pretende sustituir en ningún caso ninguna dinámica existente o suplantar la labor que realizan otros colectivos y redes de acción como puede ser ‘Navarra Sanitaria por el Alto El Fuego en Gaza, Palestina’ que hoy ha sacado numeroso personal sanitario a lo largo de toda la Comunidad foral.

La plataforma ha insistido en la importancia de salir a las calles este 30 de diciembre. 

 

LOS PUNTOS COMUNES DE LA PLATAFORMA

  1. Establecer un alto el fuego inmediato y permanente con supervisión internacional en la franja de Gaza.
  2. Levantar el bloqueo a la franja de Gaza y permitir la entrada de ayuda
  3. Restablecer los servicios y derechos civiles y laborales que permitan la vida normal de la población
  4. Suspender la compra y la venta de armas y medios militares con Israel para evitar su uso contra la población civil.
  5. Denunciar los crímenes de guerra y de lesa humanidad que se están cometiendo contra la población palestina y que constituyen un genocidio (definición de Craig Mokhiber, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos), solicitando a su vez la liberación de las personas presas y el retorno de todas las personas
  6. Exigir el fin de la limpieza étnica y el régimen de Apartheid que Israel lleva a cabo en los Territorios Ocupados Palestinos. (Limpieza étnica y Apartheid son los términos que utilizan HRW, Amnistía Internacional así como varios informes de la ONU para definir la situación en la zona).
  7. Exigir el estricto cumplimiento de las resoluciones de la ONU que conciernen a Israel y Palestina, así como el reconocimiento del estado palestino por parte de la comunidad internacional.
  8. Impulsar a todas las escalas administrativas la suspensión de relaciones diplomáticas y de asociación comercial y militar preferente mientras el estado de Israel siga con sus políticas de apartheid, colonias ilegales y exterminio.

PLATAFORMAREN GUNE KOMUNAK.

  1. Su-eten berehalakoa eta iraunkorra ezartzea, nazioarteak gainbegiratuta Gazako zerrendan.
  2. Gazako zerrendari blokeoa kentzea eta laguntza humanitarioa sartzen
  3. Palestinarren bizitza normala ahalbidetzen duten zerbitzu eta eskubide zibil eta laboralak berrezartzea.
  4. Israelekin armen eta baliabide militarren sal-erosketak etetea, biztanleria zibilaren kontra ez erabiltzeko.
  5. Palestinarren kontra burutzen ari diren gerra-krimenak eta gizateriaren aurkako krimenak salatzea, genozidio osatzen dutelako (Nazio Batuen Giza Eskubideetarako Goi Mandataria den Craig Mokhiber-en, definizioaren arabera). Era berean, preso dauden pertsonak eta errefuxiatu guztien itzulera eskatu.
  6. Israelek Palestinako Lurralde Okupatuetan daraman garbiketa etnikoaren eta Apartheid erregimenaren amaiera exijitzea. (Garbiketa etnikoa eta apartheida dira, HRW, Amnistia Internazionala eta NBEren txostenak erabiltzen dituzten beste termino batzuk, inguruko egoera zehazteko).
  7. Israeli eta Palestinari dagozkien NBEaren ebazpenak zorrotz bete daitezela exijitzea, baita ere nazioarteko komunitatearen aldetik Palestinar Estatuaren aintzatespena.
  8. Israelek bere apartheid-politikekin, legez kanpoko koloniekin eta sarraskiekin jarraitzen duen bitartean, administrazio eskala guztietan harremanak etetea bultzatzea, diplomatikoak eta lehentasunezko elkarte komertzial eta militarrekoak barne.

YALA! GOAZEN! VAMOS! ¡Paremos el #GENOCIDIO en Palestina! 




HUELGA 30N

Susana estudió Sociología en su Ecuador natal y trabaja como cuidadora interna en un domicilio en Iturrama. Como tantas otras personas (en España se estima que algo más de medio millón), está en situación irregular, es decir, no tiene papeles. Lanza, de manera muy acertada, un par de preguntas que deberíamos tener presente siempre a la hora de afrontar los cambios imprescindibles para avanzar hacia una sociedad igualitaria: “¿Cómo es posible que quienes gobiernan Navarra hablen de reducir la desigualdad y no pongan la lupa en la situación de centenares de mujeres como yo que carecemos del derecho fundamental como es el derecho a la libertad y desarrollar una vida en familia?” “¿Cómo es posible que la sociedad se acostumbre a que la atención a personas mayores sea un trabajo de 24 horas, 365 días al año, muy barato y que la mujer que lo realiza no sea considerada una trabajadora sino un objeto de uso, sin necesidades ni vida propia? “

Para CGT, de esto va la Huelga General Feminista del 30N. De darles voz a todas las “Susanas” (tengan la nacionalidad que tengan) que tratan de sacar adelante sus proyectos vitales en esta tierra. De que, como ella expone, es intolerable que en el país de los “planes de igualdad” o “de la conciliación familiar”, hayamos normalizado que quienes realizan una tarea absolutamente esencial para que la vida siga, como son los cuidados, sean mayoritariamente mujeres y en algunos casos, estén en condiciones de semiesclavitud.

Efectivamente, los cuidados son la base para construir una vida digna. No son algo puntual, el cuidado es necesario en todos los momentos y ámbitos de la vida. Tampoco son un asunto privado que resuelve cada familia según sus medios económicos. Es un ámbito colectivo, político y social de primer orden. Sin embargo, como expresa Susana, el sistema económico actual nos coloca en una situación de vulnerabilidad, ya que ignora deliberadamente que somos seres dependientes, tanto de la naturaleza como del resto de seres humanos. En todas las etapas vitales somos seres sociales que nos necesitamos unos a otros.

Por todo ello, creemos que ha llegado el momento de poner los cuidados en el centro. ¿Y qué quiere decir eso? Que los cuidados deben ser entendidos como un derecho básico y, por lo tanto, universal y gratuito. Como en su día se consideraron la sanidad y la educación, de tal forma que cualquier persona debe tener acceso a ellos, independientemente de su situación socioeconómica, origen, género… Poner los cuidados en el centro es:

 

  • Tener claro, que sin cuidados no hay nada, no hay vida. Cuidar es un gesto de amor imprescindible para que la vida siga su curso, pero hay que democratizarlos para que sea una tarea de hombres y mujeres.

 

  • Tener claro que los cuidados son una tarea invisibilizada deliberadamente, pero que sin ellos, la sociedad no seguiría funcionando. Esa invisibilidad también es estratégica para que sigan recayendo en las mujeres. De hecho, según la última EPA en Navarra, el 87% de las personas que solicitan una excedencia para cuidados familiares son mujeres. Según esos mismos datos, para que un señor haya podido acudir a su centro de trabajo, una mujer ha cocinado para él, ha limpiado, cuidado de sus hijos o cuidado de sus mayores. Por eso, actualmente, reducir las jornadas de trabajo es imprescindible para conseguir un reparto de tareas y evitar así que estas recaigan en otras mujeres “subcontratadas”.

 

  •  Darle voz a Susana y a centenares de cuidadoras en nuestra comunidad, que no tienen ningún derecho porque el sesgo racista de la Ley de Extranjería les obliga a trabajar en situación irregular y por lo tanto, en condiciones de
    semiesclavitud (maltrato, vulnerabilidad, exclusión…).

 

  • Que las residencias públicas para la tercera edad en Navarra son solo tres. El resto son privadas, un negocio en muchos casos en manos de fondos de inversión nacionales e internacionales, que para optimizar beneficios establece unas condiciones laborales pésimas para sus trabajadoras.

 

  • Que si los cuidados domésticos fueran remunerados, según un estudio del Observatorio social de CaixaBank, representarían el 40.77% del PIB en España.

 

  • Que invisibilizar los cuidados hace que no gocen de ningún reconocimiento y por lo tanto, estén atravesados por ejes como la raza, el género, el origen o la clase social.

 

  • Que un reflejo claro de las consecuencias de que los cuidados recaigan en las mujeres, son las pensiones de jubilación, donde el 47% de las mujeres pensionistas recibe una pensión inferior a 1000€. Mientras que en el caso de los hombres es del 22%. Lo que perpetúa la brecha salarial y el empobrecimiento por género.

 

  • Que entre todos los ámbitos del cuidado, el más precarizado es el de las trabajadoras del hogar, en el que el 80% son mujeres. Pero aún hay un escalón más bajo, el de las de régimen interno: mujeres migradas en su mayoría, que
    como Susana están en una situación irregular y trabajan sin librar ningún día de la semana.

Por todo ello, además de trasladar la importancia de los cuidados a la conversación
pública, creemos que debemos secundar la huelga de este 30 de noviembre.




Manifiesto huelga por el clima

Alianza por el Clima Navarra-Nafarroa pertenece al movimiento global que reclama acciones contundentes e inmediatas en la lucha contra el cambio climático.

Las instituciones que nos gobiernan –la Unión Europea, el Estado español y la Comunidad Foral de Navarra– han declarado oficial y públicamente la emergencia climática. El Gobierno de Navarra también lo hizo el 25 de septiembre de 2019, hace cuatro años. Estamos en una emergencia, pero no actuamos como tal.

Creemos que las pérdidas de cosechas en el estado (con su inevitable subida de precios en este sistema capitalista) junto a las brutales tormentas en el Mediterráneo, sobretodo en Grecia y en Libia, dos semanas después de haber sufrido los peores incendios jamás registrados en Europa, sean botón suficiente. Cada porción de grado que aumenta de temperatura global se traduce en miles de personas y especies muertas, y desde luego una terrible situación de lucha por la supervivencia para el resto. En 2020 ya hubo más de 30 millones de refugiados climáticos en países que además han sido los que menos responsabilidad tienen en esta emergencia climática.

A las y los servidores públicos les exigimos que debatan y legislen en los parlamentos, que actúen de forma responsable de acuerdo a la emergencia climática reconocida. El consenso científico es rotundo: debemos actuar rápidamente y de forma sostenida en el tiempo para evitar el desastre. Sabemos que podemos hacerlo. Hace tres años la emergencia sanitaria de la Covid19 forzó cambios bruscos en nuestro sistema socioeconómico y en nuestros hábitos cotidianos. La emergencia climática es de dimensiones incomparablemente mayores y compromete la vida no sólo de millones de personas, también la de nuestros ecosistemas, incluido el sistema alimentario.

Necesitamos abrazar la racionalidad y el sentido común, la previsión y la cautela, la solidaridad y la justicia. Para ello ha de detenerse el juego de las puertas giratorias o los favores o laisser-faire a las grandes corporaciones y lobbys capitalistas.

La economía navarra es un gran digestor de combustibles fósiles y minerales (principalmente exportados) provocando enormes cantidades de emisiones de Gases de Efecto Invernadero. Tendencia que se mantiene al alza según el MITECO.

Responsables políticos, utilicen los recursos a su disposición para proteger el entorno que hace posible la vida, con la vista puesta en minimizar el sufrimiento de la población actual y futura. Para reducir al máximo el consumo de combustibles fósiles tenemos que aplicar recetas propias de una economía de emergencia eliminando lo superfluo – los estilos de vida de las personas más ricas son incompatibles con la vida. Agotamos, unos más que otros, la Tierra, incapaz además de absorber la basura generada por la barbarie de nuestro consumo.

Medios de comunicación, abandonen la palabra fácil y el juego de luces, afronten la seriedad de la situación. Crean opinión y tendencia, pudiendo influir en las políticas. Actúen con valentía, es hora de responder a su profesión y al deber informativo y no a mesas de inversores y anunciantes.

Nosotras, las personas comunes de clase trabajadora, debemos presionar con fuerza para limitar la codicia de las clases privilegiadas. Trabajemos juntas para que nuestros pueblos y ciudades, nuestros bosques, nuestros ríos y nuestros mares sigan vibrando con el pálpito de criaturas diversas y necesarias. Apelamos al buen criterio de quien sabe que, si no corre a apagar el fuego, las llamas acabarán devorándolo todo.

Son muchas las alternativas que se pueden poner en marcha, desde una movilidad pública y/o colectivizada, apuestas por las energías renovables de bajo o nulo impacto ambiental, la agroecología de cercanía, nuevos trabajos para las nuevas gestiones necesarias… Pero hoy, en este 15 de septiembre, el movimiento internacional por el clima une sus voces para pedir el fin del uso de los combustibles fósiles, porque no hay carretera,ni aeropuerto, ni viaje espacial que nos saque de esta.

///////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

Nafarroako Klimaren aldeko Aliantza klima-aldaketaren aurkako borrokan berehalako ekintza sendoak eskatzen dituen mugimendu globalaren parte da.

Gobernatzen gaituzten erakundeek – Europar Batasunak, Espainiako Estatuak eta Nafarroako Foru Komunitateak – larrialdi klimatikoa deklaratu dute ofizialki eta publikoki. Nafarroako Gobernuak ere 2019ko irailaren 25ean egin zuen, duela lau urte. Larrialdi batean gaude, baina ez dugu horrela jokatzen.

Estatuan izandako uzta-galerak (sistema kapitalista honetako prezioen igoera saihestezinarekin) eta Mediterraneoko ekaitz basatiak, batez ere Grezian eta Libian, Europan inoiz izandako suterik larrienak jasan eta bi astera, nahikoa erakusgarri izatea espero dugu. Tenperatura globalaren igoera-mailaren gradu zati bakoitzak milaka pertsona eta espezie hil esan nahi du, eta, jakina, gainerakoentzako biziraupenaren aldeko borroka-egoera izugarri bat.. 2020an 30 milioi errefuxiatu klimatiko baino gehiago izan ziren larrialdi klimatiko honetan erantzukizun gutxien izan duten herrialdeetan.

Zerbitzari publikoei eskatzen diegu legebiltzarretan eztabaidatu eta legeak egin ditzatela, modu arduratsuan joka dezaten, onartutako larrialdi klimatikoaren arabera. Adostasun zientifikoa erabatekoa da: azkar eta etengabe jardun behar dugu hondamendia saihesteko. Badakigu egin dezakegula. Duela hiru urte eskas, Covid 19ko osasun-larrialdiak bat-bateko aldaketak eragin zituen gure sistema sozioekonomikoan eta gure eguneroko ohituretan. Larrialdi klimatikoa askoz handiagoa da, eta arriskuan jartzen du milioika pertsonaren bizitza, baita gure ekosistemak, eta gure elikadura-sistema ere.

Arrazionaltasuna eta sen ona, aurreikuspena eta zuhurtasuna, elkartasuna eta justizia besarkatu behar ditugu. Horretarako, ate birakarien jokoa edo korporazio handien eta lobby kapitalisten mesedeak edo laisser-faire gelditu behar dira.

Nafarroako ekonomia erregai fosilen eta mineralen (batez ere esportatuak) digestore handia da, eta berotegi-efektuko gasen isurketa-kopuru handiak eragiten ditu. MITECOren arabera goranzko joera mantentzen da.

Arduradun politikoak, erabili eskura dituzuen baliabideak bizitza ahalbidetzen duen ingurunea babesteko, egungo eta etorkizuneko biztanleriaren sufrimendua minimizatzeari begira. Erregai fosilen kontsumoa ahalik eta gehien murrizteko, larrialdi-ekonomiari eta alferrikakoaren mugaketari dagozkion errezetak aplikatu behar ditugu – pertsona aberatsenen bizimoduak ez dira bateragarriak bizitzarekin. Batzuek besteek baino gehiago agortzen dugu Lurra, gure basaki kontsumoaren sortutako zaborra xurgatu ezinik.

Komunikabideak, hitz errazak eta argi-jokoak alde betean utzi behingoz. Egoeraren seriotasunari aurre egin behar duzue. Iritzia sortzen duzue, joera sortzen ere, eta eragina izan dezakezue politiketan. Ausardiaz jokatu, zuen lanbideari eta informatzeko betebeharrari erantzuteko garaia da, eta ez inbertitzaileen eta iragarleen mahaiei erantzuteko.

Guk, langile klaseko pertsona arruntok, indarrez presionatu behar dugu klase pribilegiatuen gutizia mugatzeko. Elkarrekin lan egin dezagun gure herri eta hiriak, gure basoak, gure ibaiak eta gure itsasoak, izaki ezberdin eta beharrezkoen zurbiltasunaz dardaraka jarrai dezaten. Sua itzaltzen ez bada, sugarrek dena irentsiko dutela dakienaren irizpide onerako deia egiten dugu.

Alternatiba asko jar daitezke martxan, mugikortasun publiko eta/edo kolektibizatu batetik abiatuta, ingurumen-inpaktu txikiko edo gabeko energia berriztagarrien aldeko apustuak, hurbileko agroekologia, beharrezko kudeaketa berrietarako lan berriak… Baina gaur, irailaren 15ean, klimaren aldeko nazioarteko mugimenduak bere ahotsak batzen ditu erregai fosilen erabileraren amaiera eskatzeko, ez baitago ez errepiderik, ez aireporturik, ez espazio-bidaiarik honetatik aterako gaituenik




1º DE MAYO 2023 – UNIDAD DIGNIDAD Y LUCHA

Este 1 de Mayo confluimos de manera unitaria  en la convocatoria de Pamplona/Iruña . Junto a  CNT, ESK,solidari y STEILAS  en la plaza de los ajos a las 12:00. Abajo os dejamos  el comunicado del confederal de CGT el cual compartimos su visión.

 

Comunicado del confederal de CGT

El 1º de mayo, día internacional de la clase trabajadora, reivindicamos el valor del trabajo y el valor de la lucha colectiva para mejorar la sociedad desde sus cimientos. Este año, desde CGT salimos a la calle bajo el lema “Construir para Vencer”.

 

Construir, porque desde CGT exigimos el reconocimiento de todo tipo de trabajos, tanto el realizado en las empresas a cambio de un salario, como el que se hace sin remuneración alguna, generalmente por mujeres, en las labores de cuidados. Ambos son la única fuente de generación de riqueza y de construcción de una sociedad mejor. Sin esos trabajos el mundo se pararía.

Construir, porque reivindicamos también el valor de la lucha colectiva para generar una sociedad a medida de las personas y crear alternativas anarcosindicalistas al capitalismo despiadado que sufrimos. Los avances sociales se han conseguido con organización y con movilización, ayer y hoy: desde la huelga de la Canadiense en la Barcelona de 1919, que consiguió la jornada laboral de 8 horas en todo el país, hasta las huelgas de las trabajadoras de Inditex en 2022 y 2023, que han conseguido subidas salariales del 25%, pasando por los avances en los derechos de las mujeres, fruto de la movilización del movimiento feminista en los últimos años, avances que han sido consecuencia de esta lucha colectiva de la clase trabajadora.

Construir, porque hoy cuando los dos sindicatos “institucionales” del Estado español pactan con el Gobierno una nueva reforma de las pensiones, que implica alargar la edad de jubilación , disminuir las cuantías percibidas, aumentar el tiempo de cotización, y apostar por los fondos privados de inversión y privatizar, desde CGT reivindicamos un sistema público de pensiones, pagado con fondos públicos, que elimine la brecha salarial y de género entre pensionistas. Por ello tenemos el deber y la obligación de trabajar y confluir con otros colectivos desde la base de la acción directa y la solidaridad.

Construir, porque no podemos consolarnos con el crecimiento de nuestras organizaciones y con el éxito en mayor o menor medida de las movilizaciones y conflictos abiertos por las mismas, sino que debemos buscar alianzas para que la pobreza, la desigualdad y la precariedad, extendidas cada vez más, especialmente entre las mujeres, las personas jóvenes y mayores e inmigrantes, sean combatidas y queden erradicadas de una vez por todas.

Construir, porque 2023 debería ser el año en el que el sindicalismo de clase y combativo, empezando por sindicatos implantados en todo el territorio y todos los sectores, como lo es la CGT, y continuando por aquellos sectores organizados en nuevas formas de sindicalismo, tales como sindicatos de manteros, sindicatos de cuidadoras, asociaciones de trabajadoras del hogar, las Kellys (camareras de hotel), sindicatos de barrio, las plataformas por el derecho a la vivienda, el sindicat de llogateres… etc, demos un primer paso hacia una confluencia amplia dispuesta a avanzar y conquistar derechos sociales y laborales, dispuestos a defender las pensiones públicas, los servicios públicos como sanidad y educación entre otros. Contra la subida galopante de la inflación que deja salarios empobrecidos y contra la siniestralidad laboral que tantas vidas se lleva por delante.

Porque un año después de la entrada en vigor de la “reforma laboral” del Gobierno, la situación laboral en el Estado español sigue siendo dramática para miles de personas, siendo más necesario que nunca un frente amplio que luche para exigir la derogación por completo de la Reforma Laboral.

Sólo así la clase trabajadora saldrá fortalecida ante los ataques del capitalismo. Sólo uniendo nuestras fuerzas podremos revertir el retroceso en derechos laborales que venimos sufriendo desde hace décadas, porque sólo construyendo podremos alcanzar una sociedad más justa, ecológica, solidaria y feminista. Recuperemos las luchas unitarias feministas, sociales, ecológicas, antimilitaristas y sindicales.

 

POR UN 1º DE MAYO DE TODA LA CLASE TRABAJADORA




28 DE ABRIL, DÍA DE LA SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

El 28 de abril desde CGT hemos convocado una manifestación que saldrá a las 11:30 de la plaza de la paz para concentrarnos en frente de la inspección de trabajo a las 12:00.Los motivos para estos actos reivindicativos en el día mundial de la seguridad y salud son mas que evidentes, por una parte la falta de actuación ante los graves incumplimientos de la Ley de Prevención de Riesgos, que nos llevan a multitud lesión es y accidentes muchos de ellos mortales y por otra el papel de las mutuas, a las que desde hace años se les esta dando cada vez mas poder para poner en manos privadas la salud de los trabajadores.

Son muchas las denuncias que desde las diferentes secciones sindicales de CGT en las empresas navarras y del estado en general, enviamos a la inspección de trabajo por el incumplimiento de la LPRL (Ley de Prevención de Riesgos Laborales). Muchas relacionadas directamente con las condiciones de los puestos de trabajo, donde las evaluaciones de riesgos se realizan como mera forma de cumplir con la obligación de tener ante la autoridad laboral una evaluación y no para prevenir y corregir deficiencias. Según datos oficiales, el mayor numero de muertes en el trabajo es por infartos ictus…. cuestiones
relacionadas con los riesgos psicosociales. Hace mas de 20 años que las empresas están obligadas a realizar una evaluación de riesgos psicosociales, y en la gran mayoría de empresas ya no solo de navarra si no de todo el estado es inexistente, está denunciada, judicializada….. a pesar de que recientemente se hayan marcado criterios muy concretos desde Europa. Por otra parte también están los incumplimientos en lo relacionado a la organización del trabajo que también afecta y muy directamente a nuestra salud, como es el descanso, tanto entre turnos (12 horas desde que termina nuestro trabajo hasta que comenzamos de nuevo) o el descanso semanal……

El descanso es una parte muy importante para prevenir accidentes. La falta de concienciación de los trabajadores, o la presión que sobre ellos se ejerce cuando no se tiene un trabajo fijo, o se amenaza con despidos…..sumado a la nula actuación de inspección que se limita después de meses a constatar que se incumple la ley y a proponer multas que luego el Gobierno de Navarra rebaja por pronto pago, hace que la realidad sea la que tenemos multitud de accidentes, lesiones, incapacidades, desvíos de enfermedades profesionales a enfermedad común…

Con todo esto, desde hace años, se están cediendo a las Mutuas multitud de competencias, para cerrar, aún mas, puertas a la exigencia de responsabilidades de las empresas frente a las lesiones, accidentes, incapacidades ocasionadas por éstas. Miles de empresas frente a las lesiones, accidentes, incapacidades ocasionadas por éstas. Miles de lesiones musculoesqueleticas lesiones musculoesqueleticas no se reconocen como laborales gracias a las MUTUAS.no se reconocen como laborales gracias a las MUTUAS.

En nuestra sociedad y concretamente entre los  trabajadores y trabajadoras existe una gran desinformación sobre el mundo de las mutuas asociadas a la seguridad social , su funcionamiento y el papel que juega cuando hablamos de nuestro bienestar y calidad  de vida.

Estas mutualidades manejan alrededor de 14000 millones de euros que provienen de nuestras rentas de trabajo y del empresariado  con el objetivo de gestionar las indemnizaciones a los trabajadores y definir los criterios de compensación de estos, las causas de incapacidades, enfermedades, si son laborales o no ,propuestas de altas ,realización de pruebas de cese por cuenta ajena y de la muerte??

De ahí que vivamos una serie de una serie de situaciones variopintas  que acaban engordando la cuenta de beneficio de asesorías jurídico laborales y cuestiones enmarañadas como como aquellas en las que se enmascaran números de fallecimientos o enfermedades de tipo laboral con  el fin de presentar unos datos erróneos que convengan a la entidad y así poder ahorrarse unas compensaciones económicas que en parte priman a este tipo de asociaciones que dicen  ser carentes de ánimo de lucro.

Por otro lado, las mutuas tramitan la inmensa mayoría de las contingencias profesionales lo que deja en un ínfimo 3,3 % las aseguradas por el propio Instituto de  la Seguridad Social dejando a las claras el progresivo deslizamiento hacia aquellas  y el aumento de las ya importantes competencias que disfrutan actualmente.

Esto les permite el disfrute de ingentes recursos públicos en litigios contra trabajadores, la derivación a la asistencia privada para la realización de pruebas  diagnósticas y de tratamientos obviando la red pública, reincorporaciones al trabajo  inadecuadas lo que supone mayores ingresos a las mutuas, y sobre todo el ansiado acceso ec y sobre todo el ansiado acceso a la historia clínica informatizada de los y las trabajadoras.

Por todo esto y para que no exista un sistema doble de atención a la ciudadanía proponemos que los  recursos sanitarios de las mutuas colaboradoras con la seguridad social se integren en el sistema público de salud mediante acuerdo interministerial  .

 

 




Movilizaciones y huelgas, ¿dónde queda la Sanidad Pública?

El desgaste de la Sanidad Pública es evidente. Que se lo digan a quienes viven en zonas rurales, a quienes esperan meses para una primera consulta de especialista, a quienes sufren exclusión por las políticas migratorias, a quien sufre alguna lesión de muñeca o de espalda por trabajar en una residencia, a quienes trabajan o viven en situaciones insalubres, a quienes económicamente peor están, a quienes les ahoga la ansiedad, … El porcentaje de temporalidad es escandaloso, la Atención Primaria carece de medios suficientes para poder llevar a cabo su labor preventiva y comunitaria, la plantilla se ve desbordada en determinados servicios y situaciones,…

            Todo ello no ha acontecido súbitamente sino que es fruto de años de deterioro y de falta de apuesta ante un sector privado que va parasitando los terrenos sanitarios más rentables: concertación, externalización, colaboración público-privada, aseguradoras funcionariales, farmaindustria, … Además, todo apunta a que las aspiraciones de las Mutuas Empresariales, financiadas con dinero público, les sean consentidas desde el ámbito político y vayan ocupando cada vez mayor centralidad en la salud de los y las trabajadoras, asomando la amenaza de un doble y desigual sistema sanitario. Desgraciadamente, desde el sindicalismo no hemos estado a la altura a la hora de oponer resistencia ante este deterioro. La tónica habitual ha sido la desunión y la inacción colectiva. Así, se ha generalizado la vía de la reclamación individual y judicial, muchas veces auspiciada desde insanas dinámicas corporativistas, como la única forma de responder a determinadas situaciones concretas y personales.

            Pero, en las últimas semanas hemos asistido a una respuesta sindical más unitaria, la cual ha llegado tarde y a rebufo de la insolidaria huelga del Sindicato Médico, que a su vez ha incitado otras dinámicas corporativistas en la plantilla de Osasunbidea. A pesar del retraso y de que sus objetivos se limitaban a aspectos marcadamente retributivos y profesionales, la unidad de acción  entre LAB, SAE, UGT, ELA y CCOO se presentaba como una buena oportunidad y un primer paso para enderezar la respuesta colectiva y dirigirla a las necesidades de la plantilla y de calidad en la atención en Osasunbidea. Lamentablemente, la fragilidad de dicha unidad de acción se ha evidenciado muy prematuramente, saltando ésta por los aires y con ella, cualquier posibilidad de avanzar hacia un clima de defensa y transformación de la Sanidad Pública desde dentro de la misma. Y esto es algo que no nos podemos permitir  como trabajadores y trabajadoras que tratamos de repensar y redefinir, junto al resto de la sociedad, cómo queremos que sea nuestro modelo sanitario, poniendo en el centro a las personas y sus procesos de salud-enfermedad, y no el beneficio privado ni corporativo.

            Desde la autocrítica, quisiéramos hacer un llamamiento a que se asuma de forma real, en la práctica diaria de los sindicatos y en su interlocución con la Administración, la defensa de estos planteamientos. CGT tiene una realidad sindical modesta, pero tenemos la disposición a aportar nuestro grano de arena  en favor de la Sanidad 100% Pública, más preventiva y comunitaria, que afronte las carencias en Atención Primaria, Atención Rural y Salud mental o que ataje el problema de las listas de espera, dando la vuelta a las políticas que sostienen el continuismo por parte de los sucesivos gobiernos de Navarra y que están deteriorando la Atención a la Salud, en perjuicio de la población.

            Además, animamos a cada persona, profesional o usuaria, a mantener la misma actitud de defensa de nuestra sanidad, pues es mucho lo que nos jugamos. ¡Salud!




Martxoak 7 de marzo: Martes al Sol




Asteazken Libertarioak/Miércoles Libertarios 2023: BIDEOAK/VÍDEOS

15 DE FEBRERO: Coloquio tras la proyección de Casilda. El eco de otros pasos, con su director, Juan Felipe:

 

22 DE FEBRERO: mesa redonda Macroproyectos que asolan nuestro territorio, con Gotzone Sestorain, Enea Andueza y Pablo Lorente:

 

1 DE MARZO: charla ¿Qué tipo de sindicalismo necesitamos hoy?, en el centenario del asesinato de Salvador Seguí, con Paco Romero:




15 DE FEBRERO, JORNADA DE HUELGA POR UNOS SERVICIOS PÚBLICOS DE CALIDAD

      CGT/LKN-Nafarroa se suma a la huelga convocada por parte de los sindicatos CCOO, ELA, LAB, Steilas y UGT en el ámbito del Gobierno de Navarra.
      Entendemos que es necesario frenar el deterioro de los servicios públicos y de las condiciones laborales de quienes los prestan. Menos sector público significa menos garantías para la mayoría y más oportunidad de negocio para una minoría a costa de los derechos y necesidades de toda la sociedad. En este sentido, resulta llamativo el terreno que en las últimas décadas se ha ido perdiendo desde el sector público en ámbitos como los cuidados, la energía, vivienda, educación o sanidad.
      Por todo ello, animamos al conjunto de la sociedad a que participe de esta jornada de movilización junto a las plantillas del Gobierno de Navarra que reclaman unas condiciones laborales dignas que hagan posible un mejor desarrollo de los servicios públicos. a continuación, el comunicado de la Sección Sindical de CGT en Osasunbidea ante la convocatoria de huelga. Creemos necesario hacer hincapié en la situación de la sanidad pública por el riesgo de mercantilización que atraviesa:

        CGT/LKN-Osasunbidea se suma a la convocatoria de Huelga del 15 de febrero que han anunciado los sindicatos LAB, SAE, UGT, ELA y CC OO en Osasunbidea.

            En un ámbito tan esencial y sensible como la sanidad nos resulta especialmente duro tener que recurrir a la huelga dada la afección que ésta supone para los procesos de salud de las personas: cancelación de citas, aumento de las demoras, etc. No obstante, apostamos por esta movilización debido a la grave situación de deterioro acelerado de nuestra sanidad pública, tratando de contribuir al fortalecimiento de este patrimonio colectivo y a frenar su puesta a disposición a los intereses privados.

            El desgaste de la Sanidad Pública es evidente. Que se lo digan a quienes viven en zonas rurales, a quienes esperan meses para una primera consulta de especialista, a quienes sobreviven excluidxs por las políticas migratorias, a quien sufre alguna lesión de muñeca o de espalda por trabajar en una residencia, a quienes trabajan o viven en situaciones insalubres, a quienes económicamente peor están, a quienes les ahoga la ansiedad, … El porcentaje de temporalidad es escandaloso, la Atención Primaria adolece de medios suficientes para poder llevar a cabo su labor preventiva y comunitaria, la plantilla se ve desbordada en determinados servicios y situaciones,…

            Evidentemente, el actual Gobierno y sus predecesores tienen una gran responsabilidad al respecto. Podríamos adjetivar de continuista la línea de política sanitaria de todos ellos ya que los pilares del modelo defendido poco han variado: colaboración público-privada (privatización), hospitalocentrismo, alto gasto farmacéutico, parecidas prioridades presupuestarias… No obstante, creemos que sindicalmente tampoco se han hecho las cosas bien. Llevamos demasiado tiempo de fragmentación e inacción, en el que se ha generalizado la vía de la reclamación individual y judicial frente a la Administración como única forma de responder a determinadas situaciones concretas y personales. Es significativo que la medida con mayor impacto sobre la temporalidad, aún insuficiente, haya venido de mano de las exigencias de la Unión Europea, no de la presión sindical o de una plantilla movilizada.

            Ante todo ello, desde CGT-LKN hacemos un llamamiento a la movilización social y sindical en favor de la sanidad 100% pública y universal, más accesible, más solidaria, más equitativa, más multidisciplinar, más integral, más preventiva, más comunitaria,… Para avanzar en ese sentido, en este momento vemos como prioritario:

  • Poner freno a la privatización y a la concertación
  • Recuperar el prestigio y el liderazgo de la Atención primaria, huyendo del intervencionismo.
  • Mejora urgente de la red pública de Salud Mental.
  • Reducción drástica de las listas de espera.
  • Impulso de la participación comunitaria en el sistema sanitario, revitalizando los Consejos de Salud y aumentando su capacidad de decisión.
  • Garantizar la atención sanitaria desde el Sector Público a las personas mayores que viven en centros socio-sanitarios e ir avanzando en la publificación de estos centros.
  • Mejora de las condiciones de trabajo de toda la plantilla de Osasunbidea, de forma que está esté más cohesionada. No hablamos de lo meramente económico, hay que atajar la temporalidad, abordar las altas cargas de trabajo, la ampliación de plantillas en servicios saturados, la reducción de la jornada anual, combatir la excesiva burocracia que enlentece los procesos selectivos, …
  • Atención de las contingencias profesionales por parte de Osasunbidea, prescindiendo de la mutua y captando los fondos públicos que a esta se derivan.

            El próximo 15 de febrero será pues una jornada en la que impulsar esta necesaria transformación y mejora de la Sanidad Pública, por lo que animamos a toda la ciudadanía a confluir con la plantilla de Osasunbidea, participando en las movilizaciones unitarias convocadas para ese día.

 




Asteazken Libertarioak/Miércoles Libertarios 2023: ez galdu oroimena ezta norabidea ere. No perder la memoria ni el rumbo.