Inicio Conflictos laborales El Superior vasco anula los despidos en Tubacex y obliga a readmitir a los trabajadores

El Superior vasco anula los despidos en Tubacex y obliga a readmitir a los trabajadores

por CGT-LKN Araba

Las sentencias de las dos plantas, con 129 trabajadores afectados por el ERE, van en el mismo sentido

Mazazo de los jueces del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) a Tubacex. Acaba de conocerse la sentencia sobre el ERE, que ha supuesto la salida de 129 trabajadores en las plantas de Llodio y Amurrio, y el fallo es contrario al fabricante de tubos de acero inoxidable, según informan fuentes sindicales . Los magistrados declaran nulos los despidos al considerar que vulneran la denominada ‘prohibición de despedir por problemas derivados de la crisis coyuntural del Covid’ y, en consecuencia, obligan a readmitir a los empleados de forma inmediata, al margen de que se recurra al Supremo. El pleito se había dividido en dos procesos, con dos salas: el de TTI (102 salidas), que cayó en la sala presidida por Garbiñe Biurrun y el de Aceralava, que se dirimió en la liderada por Juan Carlos Iturri. Ambas secciones habían anulado ya despidos en casos anteriores con lo que había esperanzas y los sindicatos que impugnaron el expediente (ELA, STAT, CC OO y LAB) no se han visto defraudados. Defendían que la situación se debía afrontar con medidas como los ERTE.

La resolución supone un golpe para la compañía, que ya en julio de 2020 anunció un ajuste de 500 personas, el 20% de su plantilla, en todos los 20 centros que tiene repartidos por el mundo, donde emplea a más de 2.500 personas. La dirección, que intentó negociar un recorte salarial en las plantas vascas, ha advertido de los problemas de viabilidad en ellas, paralizadas por una huelga indefinida desde hace 146 días. Con este paro los sindicatos han tratado de hacer rectificar al grupo para que retire los despidos y se opte por otras medidas.

Al declarar nulo el ERE, la sentencia obliga a readmitir a los trabajadores aunque Tubacex podría hacer como PCB, la filial de ITP Aero cuyos despidos también fueron declarados nulos, y pagarles los salarios mientras se quedan en sus casas. La diferencia es que en este caso hay una huelga indefinida y, según explican en ELA, la posición es mantenerla como arma de presión para que se ejecute el fallo y se reincorpore a los empleados. “Eso es lo que siempre hemos defendido”, señala Uribarri Aranguren, la responsable de Industria del sindicato.

La sentencia se alinea con la que la sección de Iturri emitió para el ERE de PCB, filial de ITP Aero, cuyos despidos anuló al considerar que estaban ligados a los problemas derivados de la pandemia en el sector aeronáutico y, por tanto, entran dentro de la llamada ‘prohibición de despedir por causas ligadas al Covid’ establecida por el Gobierno. La Sala de lo Social del TSJPV, reunida en pleno, estableció que en estos casos los despidos serían anulados y no declarados improcedentes, como hacen el resto de Superiores, porque según defendió Biurrun en una entrevista con este periódico «es la única forma de respetar el espíritu de la ley», que busca evitar la destrucción de empleo con los ERTE.

Por contra, en un caso muy similar , el ERE de Aernnova, otra sección del TSJPV, la liderada por Pablo Sesma, calificó el expediente de procedente al entender que había una causa estructural. Tubacex pertenece a un sector diferente, al ser un fabricante de tubos orientado al mercado del gas y el petróleo, pero el debate que se planteó en el juicio fue el mismo. La empresa defendió que lo suyo es un problema estructural más allá del Covid, dado que lleva tiempo con números rojos en TTI y, a la vez, las perspectivas futuras son de más pérdidas como consecuencia de que se ha acelerado la transición energética, lo que retrae las inversiones en petróleo y gas. Los sindicatos insistieron en que su mala situación viene derivada del parón por el Covid que la recuperación del precio del petróleo por encima de los 75 dólares hace prever una reactivación de los pedidos.

Parte de la razón de que haya habido dos procesos es que la situación de los dos centros es algo diferente. TTI sumaba unas pérdidas entre 2017 y 2019, a lo que se añaden 18 millones en 2020. Según explicó el abogado en el proceso, tras perder el contrato de Irán por la política de Trump en 2018, que dio un año de alivio, en 2019 se llenó la planta con productos de bajo valor añadido no rentables, lo que llevó a números rojos de 12 millones ese ejercici o. «Si no se toman medidas, la compañía entrará en causa de disolución en 2022», advirtió.

En Acerlava, sin embargo, se han obtenido beneficios en los últimos años. Pero la empresa asegura que se debe a resultados extraordinarios, debido a una operación con el níquel.

 

Fuente: https://www.elcorreo.com/economia/empresas/tsjpv-declara-nulos-despidos-tubacex-20210706131827-nt.html

Related Posts

Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. (Política de privacidad) Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari Aceptar Leer más