EL HISTÓRICO ANARQUISTA NAVARRO LUCIO URTUBIA FALLECE A LOS 89 AÑOS EN PARÍS

Nacido en Cascante, tuvo que exiliarse a la capital francesa en 1954. Fue testigo de numerosos acontecimientos históricos ocurridos en la segunda mitad del siglo XX

El histórico anarquista navarro Lucio Urtubia ha fallecido a los 89 años en París, ciudad a la que tuvo que exiliarse en 1954, han informado a Efe desde Cascante, su localidad natal.

Urtubia, de profesión albañil, fue testigo de numerosos acontecimientos históricos ocurridos en la segunda mitad del siglo XX, cuando le tocó vivir el fenómeno del Mayo del 68. También apoyó con su participación el régimen del Fidel Castro y participó en toda clases de actividades antifranquistas.

Pero, sin lugar a dudas, su «gran golpe» lo dio en la segunda mitad de la década de los setenta cuando consiguió estafar al First National Bank (actual Citibank) 20 millones de euros de la época, para invertir el dinero en causas en las que creía.

Urtubia nació en Cascante en 1931, hizo el servicio militar en Logroño y pronto descubrió su habilidad para traficar con víveres, aunque fue descubierto y huyó a París en 1954, donde, según solía afirmar, «por un trozo de pan» compró cuatro pisos y un local en el barrio de La Comuna de la capital francesa.

Fiel a sus creencias hasta el mismo momento de su muerte, durante décadas Urtubia falsificó documentos y moneda, atracó bancos, e imprimió y distribuyó propaganda obrera y anarquista.

A lo largo de su vida participó en un gran número de actos contra el sistema capitalista que supusieron que se dictaran en su contra cinco órdenes internacionales de búsqueda, incluida una de la CIA. Destacan la participación en la preparación del secuestro del nazi Klaus Barbie en Bolivia, la colaboración en la fuga del líder de los Panteras Negras, la intercesión en el secuestro de Javier Rupérez o su colaboración en la fuga de prisión de Albert Boadella, que se encontraba en espera de un juicio por un delito de injurias al Ejército español. Además simpatizó con los Grupos Autónomos de Combate-Movimiento Ibérico de Liberación y con los posteriores Grupos de Acción Revolucionaria Internacionalista (GARI), manteniendo una especial relación con uno de los miembros más destacados de estos últimos, el francés Jean-Marc Rouillan.

Siempre defendió el trabajo: «somos albañiles, pintores, electricistas, no necesitamos el Estado para nada»; «si el paro y la marginación crearan revolucionarios, los gobiernos habrían acabado ya con el paro y la marginación». Participó en la difusión de las ideas anarquistas hasta su muerte.

El fallecimiento de Urtubia se ha producido un 18 de julio, fecha del golpe de estado franquista, una circunstancia puesta de relieve en las redes sociales por el actor Guillermo Toledo, quien lo califica como «su última burla al régimen franquista del que se estuvo riendo durante 37 años».

También el dirigente de Sortu Arnaldo Otegi ha aludido en redes sociales a la muerte de Urtubia, al que considera «un referente del anarquismo vasco. Un amigo, un compañero de sueños y luchas».

La historia de Lucio Urtubia era bien conocida por los guipuzcoanos. El pasado mes de marzo se inauguró en el barrio donostiarra de Intxaurrondo la exposición ‘Lucio Urtubia, una vida en lucha en viñetas’, sobre la novela gráfica ‘El tesoro de Lucio’, basada en el anarquista navarro y obra Mikel Santos, ‘Belatz’.

Debido a su interesante biografía, en 2007 se estrenó un documental sobre su vida, titulado ‘Lucio’, dirigido por los cineastas vascos José María Goenaga y Aitor Arregi. El 3 de mayo de 2015 fue entrevistado en el programa televisivo Salvados de Jordi Évole.​

Entre sus libros destacan ‘Urtubia, Lucio: La revolución por el tejado’, que es una autobiografía de la Editorial Txalaparta publicada en noviembre de 2008, y ‘Mi utopía vivida’, también de Txalaparta y que salió a las librerías el 7 de diciembre de 2014.

Fte.: www.eldiariovasco.com