MICHELIN Y SUS RECORTES

 

   La dirección de Michelin España Portugal ha planteado al comité de empresa una serie de medidas para adaptar la producción a la caída de la demanda, entre las que destaca la implantación de un tiempo de trabajo variable de entre 278 y 356 días al año para sus fábricas españolas.

   En fuentes de Michelin explicaron a Europa Press que, ante un “escenario complicado por la debilidad de los mercados”, la empresa ha planteado a los representantes sindicales la necesidad de ajustar los tiempos de trabajo para intentar mantener el número de empleados.

Michelin, que cuenta con unos 8.000 trabajadores en sus centros de Valladolid, Aranda de Duero (Burgos), Lasarte (Guipúzcoa) y Vitoria, quiere implantar este tiempo de trabajo variable en función de las necesidades de producción.

Además, la empresa sostiene que debe conseguir una reducción de costes, para lo que propone una disminución de determinados pluses, como los vinculados a la turnicidad o al trabajo durante los fines de semana.

Según ‘La Tribuna de Automoción’, con la actual situación de debilidad de la demanda en los mercados de neumáticos y la capacidad de producción de las plantas españolas, Michelin tendría un excedente de unos 300 empleados en España.

Por su parte, las fuentes consultadas por Europa Press recordaron que a principios de año la compañía planteó unos calendarios de actividad provisionales y dejó abierta la posibilidad de revisarlos por necesidades productivas.

Finalmente, recordaron que las fábricas españolas de Michelin tienen como ventaja competitiva su dependencia de la exportación, si bien es necesario adecuar la producción a las necesidades reales y adaptarse rápidamente a los mercados cambiantes.

Fuente Europapress