CGT CONDENA LA VIOLENCIA POLICIAL CONTRA LA PLANTILLA EN HUELGA DE AMAZAON

La Policía Nacional ha cargado contra un piquete informativo en la puerta del almacén logístico en San Fernando de Henares y ha detenido a dos trabajadores que ya están en libertad

GABINETE DE PRENSA DEL COMITÉ CONFEDERAL DE LA CGT

La Confederación General del Trabajo (CGT) condena enérgicamente las cargas policiales que se han producido a primera hora de la tarde en el segundo día de huelga de la plantilla de Amazon, que se encuentra en lucha contra la explotación y la precariedad.
Las cargas policiales se han producido contra un piquete informativo que se encontraba en la puerta del almacén ejerciendo pacíficamente su derecho a la huelga. Según compañeros presentes, el piquete ha invadido parcialmente la carretera y los agentes de la Policía Nacional han respondido con empujones y deteniendo a algunas personas. El resto de concentradas han reaccionado protestando contra estas identificaciones, contra los empujones y finalmente, contras las cargas policiales dirigidas a trabajadores que solo estaban informando.
CGT considera que la intervención de la Policía Nacional ha sido totalmente desmedida e injustificada, saldándose con varios heridos y algunos detenidos que han sido puestos en libertad a última hora de la tarde.

La Confederación General del Trabajo (CGT) condena enérgicamente las cargas policiales que se han producido a primera hora de la tarde en el segundo día de huelga de la plantilla de Amazon, que se encuentra en lucha contra la explotación y la precariedad.

Las cargas policiales se han producido contra un piquete informativo que se encontraba en la puerta del almacén ejerciendo pacíficamente su derecho a la huelga. Según compañeros presentes, el piquete ha invadido parcialmente la carretera y los agentes de la Policía Nacional han respondido con empujones y deteniendo a algunas personas. El resto de concentradas han reaccionado protestando contra estas identificaciones, contra los empujones y finalmente, contras las cargas policiales dirigidas a trabajadores que solo estaban informando.

CGT considera que la intervención de la Policía Nacional ha sido totalmente desmedida e injustificada, saldándose con varios heridos y algunos detenidos que han sido puestos en libertad a última hora de la tarde.

CGT denunciará y llegará hasta el final de lo acontecido esta tarde en San Fernando de Henares, y recuerda a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, -integrados por servidores públicos pagados por el pueblo al que reprimen- que ni los golpes ni el abuso de autoridad pararán la lucha de la plantilla de Amazon por unas condiciones laborales dignas.