>

CGT CORREOS

Nº 349

Ideia 2º 2020

Haizeak Nº7, noviembre 2019

Libre Pensamiento

Rojo y Negro TV

Ruesta

Aviso legal. Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación.
Política de privacidad. Al continuar navegando está aceptando su uso y nuestra política de cookies y ver la forma de desactivarlas. Internet Explorer, FireFox, Chrome, Safari


Últimas entradas

Fortalecer la sanidad pública, derogar las leyes privatizadoras

El pasado día 17 de octubre se llevaron a cabo distintas movilizaciones en decenas de pueblos y barrios de todo ...

Leer más

Ilustración de Angel Boligan

Poder Judicial y miseria democrática

El nombramiento de los miembros del Consejo General del Poder Judicial que corresponden al Parlamento por mayorías cualificadas (tres quintos) ...

Leer más

Centros residenciales y de día: Si no es ahora, ¿cuándo?

El Gobierno ha remitido recientemente al Consejo de Navarra el proyecto de Decreto Foral que regula los centros residenciales y ...

Leer más

Opinión: Sarcasmo

«Al alba y con tiempo duro de levante… con fuerte levante, 35 nudos de viento, salieron cinco helicópteros, tres helicópteros Coughar que transportaban dos equipos de operaciones especiales, con un total de 28 soldados que que llegaron a la isla Perejil, y otros dos helicópteros Bolkov que se quedaron sobrevolando la zona en misiones de apoyo».

No se extrañen de que el nuevo Plan de Educación acordado con Defensa incorpore este texto en materia de lengua y literatura. Extráñense de que se enseñe lo que en realidad aconteció, como relata un amigo veterano de la guerra de Perejil, afectado por el síndrome de Trillo:

«Volvíamos de Honduras, ¿o era de El Salvador? Retornábamos en un Yak-42 con destino a las Bardenas. Jesusito de mi vida, rezamos sin parar durante el vuelo. Paramos en Cadreita a comer un bocata de chorizo, antes de llegar al polígono de tiro para llevar a cabo con el sargento Arensivia la Operación Arguiñano. Un horror. Nos obligaron a bombardear a unos súbditos afronavarros que sacaron del espárrago para armarlos con escopetas de corcho de los chinos. Matamos a esa pobre gente como maniobra de invasión de un islote con cuatro cabras. Desde aquel día no duermo por la noche, me he vuelto toxicómano, robo crema Olay en el Eroski para pagarme el pico y encima tengo el colesterol alto».

Lo del amigo veterano de la guerra de Perejil es ficción, sí. Pero no el desprecio a la vida y a la condición humana de la OTAN, la mayor organización terrorista del mundo, que arroja bombas de destrucción masiva por doquier, que está actuando estos días en nuestro territorio, que provoca éxodos de millones de personas que se desplazan como pollos sin cabeza por el cierre de nuestras fronteras. La OTAN, que desprecia la vida y la condición humana, cuenta con algunos cómplices en nuestro territorio, a cambio de dinero, cómplices que deberían confesar sus pecados al abad del Monasterio de la Oliva(1). La OTAN, ¿que arroja bombas de uranio en nuestro territorio? Lo negaba Trillo que tranquiliza(1), porque 4.500 millones de años con esa mierda son muchos años y mucha mierda. Que el pueblo decida: 2018, Bardenas libres.

(1)Sarcasmo

Goio Gonzalez

Crear PDFImprimir
Comparte/Partekatu:
Share