Nuevo número de Haizeak, boletín informativo sobre movimientos y luchas sociales




El Salto (con la cabecera Hordago en Navarra) estrena web

El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio con más recursos y dirigido a un público amplio.

Frente a la competencia entre medios afines, apostamos por la cooperación y la suma de fuerzas para lanzar un gran medio que funcione con otras reglas. Un medio democrático, de propiedad colectiva, descentralizado y financiado por la gente, no por grandes corporaciones.
El objetivo: crear un medio propio, con muchos más recursos y capacidad de incidencia, que contribuya a la transformación social y la creación de otros relatos sobre la realidad desde el periodismo de calidad, el análisis, la investigación y el humor.
En Navarra este proyecto tiene nombre propio, Hordago, que tiene su propio espacio web y en papel.
 

HOY SE ESTRENA LA WEB DE EL SALTO:

https://www.elsaltodiario.com/




Los peligros de la beatificación policial

La crisis de los atentados criminales contra la población civil de los pasados ​​días 17 y 18 de agosto está generando varias sacudidas en la sociedad catalana y española. Como cuando cae una piedra en un estanque, cada onda generada tiene un mismo origen pero está, al mismo tiempo, diferenciada de las otras. Hay, pues, que poner atención a los diversos movimientos que produce cada una.

Sin duda el más potente es el impacto emocional de los atentados, tan chocante y doloroso que crea el conocido efecto de shock social: durante un tiempo indeterminado se generaliza la confusión, la alteración de la vida normal y todo aquello que parecía tan consistente acaba siendo interiorizado que, de hecho, no lo era. Este impacto es el objetivo primario de todo ataque de este tipo pero, además, se convierte en una oportunidad para los gobiernos para facilitar la intensificación de objetivos políticos difíciles de implementar en un contexto de normalidad emocional. Como hemos visto, también es el momento aprovechado por la ultraderecha (organizada o la más soterrada e individual) para extender el racismo y su proyecto de odio interracial.

De todo esto se habla y se seguirá analizando y, en el caso concreto de la CGT, combatiendo de forma nítida y directa. Ahora bien, me gustaría comentar un aspecto que se ha estado desarrollando estos días y que me parece preocupante por lo que puede suponer en el futuro próximo. Me estoy refiriendo a la entronización, idealización y admiración que se está creando en torno al cuerpo de Mossos. Hace unos días podría hiperbolizar esta situación diciendo que sólo faltaría que se hicieran camisetas. Hoy no habría que exagerar, pues se están haciendo.

Lo primero que hay que tener claro de los cuerpos policiales es un hecho tan diferenciador que a veces pasa de puntillas: tienen el monopolio legal de la violencia. Un segundo punto es que, a pesar de la supuesta obediencia a los juzgados, su escala de mando tiene en los peldaños superiores a los responsables políticos de gobiernos, sea de forma directa o indirecta. Hay, por tanto, un riesgo inherente a su utilización como extensión de la iniciativa política del poder ejecutivo.

Ante la necesidad, o no, de la existencia de la policía hay un debate que no me parece focal en este punto. Todo el mundo tiene muy claro que, en caso de existir, su tarea debe ser permanentemente controlada y sujeta a una mirada crítica debido a los dos componentes mencionados anteriormente.

Si estos controles caen, o los avisos generados son despreciados por la población, se están creando las bases tanto para la impunidad policial como para su uso normalizado por parte de los gobiernos, como arma represiva contra la disidencia política o social. Parece que esto es lo que está pasando en estos momentos. Quisiera resaltar dos puntos.

El primero es la valoración de la tarea comunicativa y periodística en la que varios medios han gestionado la crisis. Como en toda situación atemorizante, hay una avalancha de informaciones, rumores y falsedades, todo mezclado y concentrado en pocos momentos. Es trabajo del periodismo saber separar el grano de la paja, contrastar las veracidades y relatar los hechos a medida que se producen con la máxima objetividad posible. Ya lo analizarán otras personas, pero la impresión general ha sido bastante lamentable. Difusión de rumores como hechos, competición para ver quién lo decía primero con el riesgo que supone en posteriores rectificaciones, sensacionalismo repugnante (fotos explícitas, perfiles de las parejas de detenidos, fotografías de curso escolar hace años), uso de la dinámica del Procés en editoriales manipuladores, obsesión por el clickbait … Todo esto mezclado con el hábil trabajo desde el perfil de redes sociales de los Mossos, y una cierta proyección de control de la situación desde las diversas ruedas de prensa, ha conseguido que la versión policial acabara siendo el referente de la información real, clara y contrastada. “¿Qué hacéis explicando esto, los mossos todavía no lo han dicho !!!“.

Si queda aceptada esta base para el futuro, Mossos como elemento de contraste de lo que es veraz y de lo que no, no sólo se reforzará el uso de las notas de prensa policial directamente de la bandeja de entrada del mail del periodista a la versión impresa, sino que volveremos varios años atrás donde socialmente no se cuestionaba ninguna versión oficial y era generalizado el ‘algo Habrá Hecho’ tanto peligroso. Estos Mossos tan veraces son los mismos que cambiaban reiteradamente de versión en el caso Quintana a medida que se desmontaban las anteriores, los mismos que requisaban grabaciones de la muerte de Juan Andrés Benítez hechas por vecinas, los que criminalizan decenas de militantes con la invención los montajes de los casos Pandora, los que golpearon a la gente concentrada en Plaza Catalunya para ‘sacar objetos peligrosos’, los de los casos probados de torturas y palizas en comisaría, los del informe de ofensiva contrainsurgente con los movimientos sociales del comisario Piqué … Cuidado.

El otro factor de riesgo que creo que se ha generado estos días es el efecto “reagrupamiento social entorno de referencias fuertes”. Como bien explica Naomi Klein en ‘la doctrina del shock’, un mecanismo de protección ante el vacío, la visión del precipicio, la desestabilización de los elementos de seguridad de la vida normal … es el reagrupamiento social ante actores ejemplarizantes o que ofrezcan una visión clara de alguien decidido llevando el timón: Esto puede ser un líder fuerte, unas políticas ‘sin complejos’ (ultraderechistas), la elevación a los altares del fenómenos del ‘local hero’ o elementos similares. A trazo grueso, durante los atentados del 11M fuerón los bomberos el elemento de orgullo en torno al cual tejer la recuperación del golpe moral recibido. Una vez asegurado esto, la retórica de guerra y desguace de derechos civiles iniciaron la fase de liderazgo fuerte que marca exactitud ante la incertidumbre de mucha gente que entendió que la vida puede terminar de la forma más repentina cualquier día.

Está claro que nuestros héroes locales en este episodio son los mossos d’esquadra.

Bomberos, servicios de protección o sanidad han quedado relegados a un lugar muy secundario. En el sindicato sí sabemos cómo se doblaron turnos, sabemos las condiciones en que llegaron los heridos a los hospitales, sabemos todas las vidas que se han salvado, pero, sin duda, las acciones policiales en los días posteriores (aborto de nuevo gran atentado en Cambrils, persecución de los fugados, etc) han sido el elemento claro de reagrupamiento de las incertidumbres de la sociedad catalana. En la superación del shock y búsqueda de elementos de referencia fuerte, se han sumado muchos factores pero me parece determinante la expeditiva forma de resolución matando a 6 de las personas implicadas, 5 de ellas cuando estaban a punto de actuar.

La gestión operativa policial objetiva tiene muchos claroscuros, pero eso es otro capítulo de la historia por sí solo. El sábado 26 de agosto se hará una manifestación en Barcelona y es bien previsible que será la oficialización de todo lo que se va viendo por redes sociales, declaraciones de políticos o medios de masas: los mossos como eje de orgullo sobre lo que se reconstituirá la nueva normalidad y al que seguirá, muy probablemente, varias medidas legislativas regresivas.

Esta es la amplitud de la onda que se ha creado en torno a la recuperación del shock. ¿Qué efectos producirá a medida que se expanda? No lo sabemos, pero lo podemos intuir. Los políticos sin duda ya son conscientes de este cambio de percepción social y creación de fuerte consenso, y con estas variables tendrán vía abierta para sacar adelante las políticas que consideren.

Han caído las murallas del control crítico policial por parte de la sociedad, se ha generado, en mi opinión, un nuevo paradigma y me hace sospechar que en breve veremos las consecuencias en forma de más impunidad y asunción de veracidad en las versiones policiales los hechos. Tenemos que trabajar lo antes posible para levantar los muros del espíritu crítico de la sociedad, ladrillo a ladrillo, como elemento de protección del poder y el uso que hace de los cuerpos armados.

 

Òscar Murciano, Secretari d’Acció Social de la CGT de Catalunya
22 d’agost de 2017



CGT muestra su apoyo a los jóvenes encarcelados tras el montaje policial de Altsasu

Decenas de organizaciones y colectivos han pedido libertad para todas las detenidas y encausadas por luchar en el Estado español: “En este Estado democrático la palabra de un policía vale más que la de un ciudadano por el simple hecho de ser policía”.

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha participado hoy en la rueda de prensa y en el posterior acto celebrado en el Teatro del Barrio de Madrid, en el que se ha pedido la libertad de los jóvenes encarcelados de Altsasu.

El acto ha sido organizado por la Plataforma de Apoyo a Altsasu y ha contado con la presentación del actor y escritor Carlos Olalla, y la de Paco Cediel de Iniciativa Comunista.

La Plataforma de Apoyo a Altsasu ha denunciado la doble vara de medir que tienen los tribunales del Estado español, donde una pelea de bar sale mucho más caro que el asesinato de una mujer. “La Fiscalía pide 375 años de prisión para estos jóvenes que, independientemente de los que cumplan, tendrán sus vidas arruinadas”.

Paco Cediel ha querido dejar claro que el montaje policial y jurídico de Altsasu está alimentando determinados intereses políticos y se está usando para criminalizar expresiones y acciones, negar derechos y en definitiva encarcelar a la juventud rebelde y organizada. “Esto, por desgracia, ya no nos sorprende. Se trata de una estrategia del Estado para blindar a sus fuerzas del orden y para proteger su impunidad”.

Por su parte, Carlos Olalla ha hecho hincapié en que el caso de Altsasu no es un hecho aislado y lo ocurrido con estos jóvenes debe ubicarse en un contexto concreto. “Han pasado 6 años desde que ETA anunciara el final de su lucha armada. La sociedad vasca está luchando por la reconciliación y por establecer un relato que contenga todas las verdades. Pero por parte del Estado español se está haciendo todo lo contrario: políticas de dispersión de presos, imposición de un relato único que niega la existencia del conflicto y que establece víctimas de primera y de segunda”.

La Confederación General del Trabajo (CGT) ha mostrado todo su apoyo a los encausados de Altsasu, incidiendo en la desproporcionalidad de las penas a las que se enfrentan estas personas.




Haizeak Nº4. Junio 2017

Aquí, el nº 4 de “Haizeak”, boletín sobre movimientos sociales que edita el grupo de acción Social de CGT-Nafarroa.

https://drive.google.com/file/d/0B4jukBOGcebXeGxEaE1vaGdvRjg/view?usp=sharing




ELKARRETARATZEA – CONCENTRACIÓN: 69 urte igarota, Palestinak eusten dio! ¡No al sionismo! ¡Fin de la ocupación!

Maiatzak 15, astelehena, 18:00etan Iruñeko Vínculo plazan

Lunes 15 de mayo a las 18:00 en la Plaza del Vínculo de Pamplona

Gose greban dauden presoekin elkartasuna! 

Palestinan apartheidaren amaieraren alde, BDZ (Boikota, Desinbertsioak eta Zigorrak) kanpaina aurrera! Gora Palestina!!!

—————————————————————————————————-

¡Solidaridad con lxs presxs en huelga de hambre! 

Por el fin del apartheid en Palestina, ¡adelante con la campaña BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones)! Gora Palestina!!!

 

BDS / BDZ IRUÑERRIA




¡Salta con HORDAGO!

Extraído de pamplonauta.info

Os presentamos HORDAGO El Salto, nuestra apuesta comunicativa: la cabecera navarra de la plataforma comunicativa multimedia a nivel estatal de El Salto, surgida del antiguo Diagonal. Un medio colaborativo y popular que canalizará el periodismo ciudadano desde abajo.

HORDAGO tendrá una web de información diaria –coordinada con una plantilla estatal, elaborada por varios medios alternativos de todo el Estado– y además presenta una rompedora revista mensual en papel con contenidos propios.

HORDAGO será un medio municipalista de toda Navarra y, poco a poco, de nuestro entorno cercano. Un municipalismo siempre de perfil movimentista, atento tanto a lo que se cuece en las instituciones locales como a las luchas e iniciativas sociales de pueblos y ciudades, el caldo de cultivo de los cambios transformadores.

A partir de ese punto de partida municipalista y movimentista, ofreceremos un relato crítico de la realidad política, social y cultural de Navarra en todos aquellos aspectos relevantes, para lo cual dedicaremos un especial esfuerzo a la investigación de todos aquellos conflictos que se pretendan mantener fuera de agenda.

HORDAGO quiere ser ese medio que atienda al nuevo ciclo que comenzó con el 15M, las mareas y las nuevas formaciones políticas, pero siempre abierto a la pluralidad, al debate y la (auto)crítica, con el objetivo declarado de generar contrapoder ciudadano dentro y fuera de las instituciones.

HORDAGO quiere ser ese medio que atienda al nuevo ciclo que comenzó con el 15M

HORDAGO, como su propio nombre indica, es una decidida apuesta comunicativa por esa otra Navarra que bulle debajo de las cabeceras convencionales y los digitales a sueldo del chiringuito foral, el Capital y la caverna navarrícola y que tiene, desde hace tiempo, otro relato que compartir para ir construyendo un país diferente.

Este enfoque no tiene por vocación realizar un periodismo plomizo y elitista sino polémico y vivo, que atraviese la política y la realidad social de nuestro entorno, desde las guerras culturales al deporte. Y siempre, incorporando la que será nuestra corsaria marca de estilo: el ‘humor en serio’, desde “Pamplonauta”, nuestro bloque irreverente.

HORDAGO es una operación de (deliberado) riesgo para sus promotores, la asociación cultural sin ánimo de lucro PAMPLONA ORAIN, para cuyo éxito necesitamos generar una sólida comunidad de lectores y colaboradores que echen una mano solidaria a nuestro equipo; levantando temas, aportando artículos e, incluso, convirtiéndote en corresponsales; nuestros ojos y oídos en la Navarra indignada y contestataria.

Pero en este momento lo que más urge es que tu apoyo se concrete en ayudarnos a conseguir una avalancha de 1000 suscripciones, que conviertan en sostenible el proyecto a largo plazo… Por ello, esperamos que participes en la campaña que como un mus relámpago va a jugar su órdago en múltiples frentes en los próximos meses, para ganar la apuesta, al fin, de una comunicación alternativa en Navarra y en el resto del Estado ¿Cómo? Suscribiéndote y suscribiendo a tu entorno de amistades y familiares; agitando las redes con nuestros contenidos; leyéndonos de manera crítica día a día… y acudiendo a la primera cita con HORDAGO, la presentación del nº 0 de la revista mensualen papel: el próximo Jueves 9 de marzo a las 19:00 en Katakrak.

Un abrazo rebelde y ¡salta con HORDAGO!




Concentración en el tercer aniversario de las muertes en el Tarajal




Presentación de la campaña “Por lo público, por lo común”

La Confederación General del Trabajo (CGT) presenta una campaña en defensa de lo público con la que pretende destacar la importancia de aquellos servicios imprescindibles para todos los seres humanos en nuestra sociedad.




Haizeak Nº3, noviembre de 2016

haizeak-nov-2016