1

Faemino y Casado

El titulado con un Master en Geografía por la Universidad Rey Juan Carlos, Pablo Casado, anunció que iba a desplazarse a Gipuzkoa, más concretamente a Getxo, para visitar el buque Juan Carlos I (qué manía con bautizar a buques y universidades como la mascota de mi vecino), amarrado con motivo de las maniobras militares que se están llevando a cabo por estas fechas en el Cantábrico. De visitar la vecina Araba, más concretamente Bardenas, no ha dicho ni mu, pues también andan allá de maniobras por estos días. Es probable también que Casado en su viaje a Gipuzkoa se encuentre con el mayor traficante de armas del estado español, el Getxotarra Pedro Morenés, quien en su día afirmó que “los ejercicios de tiro en Bardenas eran gasto social”, porque “no hay prosperidad, no hay libertad y no hay bienestar si no hay seguridad”. Cáspita y córcholis.

Pues
no, los ejercicios militares no son gasto social, 50 hospitales o 500
colegios sí lo son, el equivalente al coste del buque atracado,
menudo atraco, en la la guipuzcoana localidad de Getxo. Afirmar tal
iverecundia es como atrojipar que los ejercicios de tiro en Bardenas son
un reclamo para el turismo, que darán trabajo a la castigada comarca
alavesa, esa que se apasiona con su Athletic,
los leones, como escape de su triste realidad. Pues no, eso no. Las
guerras son solo negocio para los vendedores de armas, gestores
congozantes y funerarias, tormento y éxodo para la población del sur,
que si no muere de bombas se hiere de alambres, materia
que roban en África. Llámele seguridad, prosperidad y bienestar si
quiere, que me suena como aquel chiste del giputxi de Getxo, ese que
contaban Faemino y Casado.

Nota geográfica: anunciar territorios susceptibles de bombardear sin tener ni idea de geografía, asusta a toda la población mundial. Confiemos en el saber de Trump, Puttin y Pun Chin Pun.

Goio Gonzalez (afiliado a CGT/LKN-Nafarroa y miembro de Bardenas Libres)